Descripción

El sitio se ubica a 35 kilómetros al noreste de Mérida, en el municipio de Tixkokob, y en su momento, los expertos en la materia, lo catalogaron como una zona de relevancia política, ya que era donde los gobernantes tomaban decisiones sobre los demás pueblos. Esta zona arqueológica, que abarca cuatro kilómetros cuadrados y cuenta con varias edificaciones, está rodeada por dos muros concéntricos. El primero, de forma rectangular, se encuentra alrededor del sitio, que tiene una superficie aproximada de 4 kilómetros cuadrados. El segundo muro rodea lo que habría sido la ciudad, de donde sobresale la estructura denominada El Palacio, que muestra en su cima columnas de piedra (similar al Palacio de las mil columnas de Chichén Itzá) formadas en línea que reposan sobre una plaza a la que se accede por amplia escalera. También hay un sacbé que comunica a la zona con la ciudad de Izamal.Para llegar a Ruinas de Aké se puede tomar la carretera Mérida-Tixkokob, de donde se  sigue de largo hasta llegar al desvío hacia Ekmul, de donde sale la vía hacia esa comunidad. Otra opción es la autopista Mérida-Cancún, y al llegar a Tahmek deberá dar vuelta a la izquierda y a pocos kilómetros encontrará la entrada a Ruinas de Aké, donde tendrá que cubrir los derechos correspondientes para accesar a las ruinas y una cuota adicional si desea grabar video. La desfibradora, un símbolo de la época de oro del henequén, aún funciona y representa un modo de vida para habitantes de la localidad.Ruinas de Aké, reliquia que se niega a morir.La hacienda San Lorenzo de Aké, mejor conocida como Ruinas de Aké o sólo Aké, ubicada en el municipio de Tixkokob, ofrece una experiencia incomparable: revivir la época de oro del henequén viendo trabajar su planta desfibradora, que semiabandonada en el compás del tiempo y de la historia, asemeja un museo al aire libre, que se niega a cerrar para siempre.Durante un recorrido por la planta desfibradora, que fue inaugurada en 1912 y a la fecha sigue vigente, generando 14 empleos directos gracias a la venta del hilo de henequén. Su propietario, el ingeniero Andrés Solís Preciat, señala que la localidad tiene una gran variedad de atractivos que podrían ser un éxito turístico.En esta zona encontrará los vestigios arqueológicos de Aké, con su impresionante pirámide y columnas, que hablan del pasado esplendoroso del pueblo maya; un sacbé o camino maya, un cenote tipo caverna y la hacienda, en cuyo centro se encuentra la plaza central, a su alrededor la casa principal y al frente la capilla, donde los habitantes del pueblo veneran la imagen de Cristo Crucificado.La iglesia se levanta sobre una pirámide maya y en el terreno también se ubican dos cerros más. A un costado de la entrada principal a Ruinas de Aké se levanta majestuosa fachada neoclásica del cuarto de máquinas de la planta desfibradora, que se esconde detrás de los grandes arcos de medio punto, resguardados por ventanales y paredes, testigos de un glorioso pasado.Tras las paredes derruidas, observamos las viejas máquinas que aguardan como titanes que se niegan a dormir para siempre; escombros de las paredes que se han venido abajo; poleas, bielas y artefactos asentados viendo pasar el tiempo mientras la vieja máquina de raspa sigue funcionando.También hay un taller mecánico donde el personal se ocupa de dar mantenimiento a la veterana maquinaria, con sus miles de piezas almacenadas esperando el llamado de emergencia. Los mecánicos son parte de la historia, herederos de cuentos y leyendas, parte verdad, parte mentira, pero platicar con ellos es abrir un cajón de innumerables recuerdos."La planta desfibradora fue una de las más importantes durante la época de oro del henequén, lo que motivó la visita de destacadas personalidades como el General Lázaro Cárdenas, quien visitó a mi padre, Vicente Solís Aznar", refirió el ingeniero.En el pueblo de Aké habitan 500 personas, de las cuales sólo 14 trabajan en la planta desfibradora y sus ingresos provienen de la poca cantidad de hilo de henequén que venden, porque se ha perdido mucho mercado.

¿Como Llegar?

Publicaciones Similares

Deja un Comentario

Esta publicación aún no tiene comentarios disponibles.