Descripción

Las cuevas secas y los cenotes son como "libros" en los que se puede leer la historia de los mayas: en Yucatán aproximadamente 90% de ellos contienen vestigios arqueológicos, en su mayoría objetos de ofrendas rituales y restos humanos y de animales cuya antig├╝edad se remonta hasta 14,000 años, ya que a lo largo del devenir del hombre se han considerado lugares sagrados.Los cenotes de Yucatán son invaluables porque la mayoría "no han sido violados por exploradores aficionados", en tanto que están celosamente custodiados por las comunidades donde se encuentran; el maya yucateco actual mantiene viva la creencia de que dichos espacios son sagrados y lejos de profanarse, en ellos aún se realizan ceremonias y llevan ofrendas para sus verdaderos dueños: los señores del agua y los señores que cuidan el campo.Para la arqueología, es muy importante que cuando se comienza el estudio en un cenote éste nunca se haya tocado por aficionados, porque al removerse el sedimento que hay en el fondo, se revuelven las etapas históricas y entonces "se confunde el libro" que habrán de leer los estudiosos."En cada capa de sedimento, como si fueran las páginas del libro, quedaron ÔÇÿescritosÔÇÖ fragmentos de una etapa cronológica en el devenir del hombre que ha habitado la península en los distintos periodos: Precerámico (hasta 14,000 años); mayas del Preclásico, Clásico y Posclásico (1200 a.C.-1521), de la Colonia (siglos XVI-XVIII) hasta los contemporáneos (siglos XX y XXI)".El Instituto en la entidad (INAH-Conaculta), en los últimos 12 años, ha efectuado de manera constante el registro de cuevas y cenotes, a través de imágenes satelitales, levantamiento topográfico y exploraciones subacuáticas."Es una labor cotidiana, como lo es el salvamento arqueológico que se hace en lugares en riesgo por obra pública. Por ejemplo, se han explorado cenotes vírgenes antes de ser abiertos al público para registrar toda la información histórica sin haber sido removidos por los turistas".De acuerdo con los estudios hechos hasta el momento, se considera que 90% de las cuevas y cenotes que hay en Yucatán tienen vestigios arqueológicos."Lo anterior se debe a que los antiguos mayas asentaron sus ciudades en relación con las cuevas secas o los cenotes, porque los consideraban el lugar de origen, donde habitaban los dioses, además de que los gobernantes de los grandes asentamientos remontaban su pasado hasta las divinidades"."De acuerdo con el desciframiento de jeroglíficos y códices, dichos espacios remontaban a los ancestros de la elite hasta un origen divino. Fray Diego de Landa, en la Relación de las Cosas de Yucatán, menciona también que los dioses del inframundo moran en las cuevas".El registro de los cenotes no sólo abarca etapas históricas pasadas, sino también el presente, en tanto que las comunidades mayas aún ofrendan a los "dueños de las cuevas y cenotes". Incluso comentó que, como investigadores, para llegar a esos espacios han tenido que adaptarse a las tradiciones mayas y también hacer ceremonias de permiso para poder entrar a realizar los estudios.A los invetigadores del INAH que se encuentran trabajando en el registro subacuático de los cenotes que están en las periferias de Mayapán, las comunidades no permitían la entrada a los cuerpos de agua, porque ÔÇöde acuerdo con sus creenciasÔÇö tienen dueños, y al estar adentro uno se puede enfermar o sufrir un golpe, y si no se atiende con el tratamiento correcto hay peligro de muerte."En las ceremonias para pedir permiso se lleva a un h'men, que es el sabio sacerdote encargado de encabezar el ritual, para que les indique cómo pueden entrar; se pasa todo una noche rezando, haciendo conjuros, al día siguiente, temprano, sacrificamos un animal, que puede ser un pavo o una gallina. Esto ha pasado en Mayapán y en otras cuevas en la región de Chichén Itzá. Se tiene que respetar las tradiciones indígenas, los mayas lo piden".Existe la necesidad de que los materiales que se conservan in situ en los cenotes abiertos al público sean respetados, y que cuando alguien entre a bucear "lo único que se lleve consigo sean fotografías"; y que la divulgación de estos lugares se haga de manera responsable y sólo cuando esté garantizada la preservación de los objetos, a fin de evitar saqueos.

¿Como Llegar?

Publicaciones Similares

Deja un Comentario

Esta publicación aún no tiene comentarios disponibles.